¡Lo más vendido!

Fabricantes

Tenemos pasión por los alimentos Naturales y por el Bienestar de Mascotas!

Pubicado el : 2015-03-07 19:30:39
Categorias : Land of Holistic Pets

Unos 40 años atrás, alimentábamos al perro de nuestra familia con sobras de la cocina y la mesa y restos del matadero que incluían tripas y cabezas de cordero, también utilizábamos los restos de pan integral de los panaderos locales, vegetales del huerto familiar, alguna pieza de pescado, incluso conejos y liebres cuando tenía la suerte de cazarlos.Recuerdo una vez que fuimos al veterinario, pero fue porque el doctor del pueblo no pudo extraer un anzuelo de pesca de la oreja del perro – creo que fue más por el miedo a ser mordido por el perro que otra cosa.

La sociedad ha cambiado radicalmente desde esos días. Hoy en día, los supermercados dominan el mundo de la comida, tanto a nivel cadena de ventas como de procesamiento, esa parece ser la norma actual muy por encima de la comida natural. El paralelismo entre comida humana y para mascotas permanece inalterable. Ambos consumimos más comida procesada-preparada motivados por el factor de la conveniencia y comodidad, en mi opinión.  Una mayor divergencia entre nuestra comida y la de nuestras mascotas surgió a mediados de los años 70. Aproximadamente en esa época los piensos para cachorros aparecieron  en el mercado, seguidos unos años mas tarde por los piensos “senior” para perros mayores. La investigación científica se llevó el crédito por este gran avance en los alimentos para perros, y el volumen de ventas se estima este año en 100 millones de Libras en Gran Bretaña.

A principios de los años 90, las dietas de comida natural emergieron primariamente debido a la creciente preocupación por la salud de las mascotas y las enfermedades degenerativas.
La responsabilidad de dichos problemas de salud recayó sobre las casas comerciales de piensos para mascotas y en algunos casos fueros acusadas de causar problemas deliberadamente para beneficio comercial.

Habiendo vivido y trabajado en Gran Bretaña y Estados Unidos, me siento muy privilegiado de haber conocido y conversado con abogados relacionados con el mundo de la nutrición y la salud de las mascotas. Como consecuencia de ello he escuchado muchas versiones contradictorias de cómo nuestras mascotas deberían ser alimentadas. Siempre he creído que la educación, la mía incluida, es algo que evoluciona cada día y mis comentarios deberían ser tomados como una contribución al debate para el beneficio de nuestras mascotas.

Una vez expuesta una perspectiva histórica sobre la nutrición de las mascotas, hay una serie de puntos a considerar con una mente abierta. Acudiendo a muchas exposiciones caninas, muchas veces me han preguntado sobre los piensos para cachorros y para veteranos. Ni en mis sueños mas descabellados puedo imaginarme a una madre empujando el carro del supermercado y buscando un alimento bajo en proteínas para su hijo de 8 años que está bastante crecido para su edad. De forma parecida, diciéndole a su amiga que la abuela del niño cambió hace 4 semanas a una alimentación baja en proteínas y se encuentra mucho mejor.

Está bien documentado que elevados niveles de proteínas y grasas son necesarios para el crecimiento de animales jóvenes y es menos necesario en animales mas mayores. La gente parece sorprenderse cuando les  pregunto: “¿qué nivel de proteínas tienen los alimentos que les dais a vuestros hijos?”. Normalmente no nos preocupamos por dietas especiales o únicas para nuestros hijos pasada la etapa de bebé, sin embargo parece que esta preocupación si existe cuando nos referimos a la alimentación de nuestras jóvenes mascotas.
En lo que concierne a la comida especial para mascotas mayores, una vez más, nos preguntamos si compramos “comida para personas mayores”. Por supuesto que no.
Mientras escribo estas líneas, mi madre (Mrs. Burns) tiene 92 años de edad. Ella realiza sus propias compras. No busca comida para personas mayores, come la misma dieta con la que se ha alimentado toda su vida, solamente que ahora come menos cantidad. La edad avanzada es natural y comer menos a edades avanzadas es natural también. Lo que no es normal ni natural es la cantidad de enfermedades degenerativas que parecen acompañar a nuestras mascotas y a nosotros mismos en edades avanzadas.

Recuerdo haber acudido a un seminario en la Universidad de Tuffs en Boston USA, donde un Nuevo pienso “senior” estaba siendo presentado. La adición de ciertos “nutraceuticos” se citaba como una gran ventaja comparándola con otros piensos de mantenimiento para adultos. El otro pienso para adultos resultaba ser una marca propia. “Seguro que la inclusión de estos “nutraceuticos” en el pienso de mantenimiento negaría la necesidad de una dieta para “seniors” preguntó alguien sentado delante de mi – No obtuvo respuesta alguna. Esta experiencia no debe ser generalizada pero hace surgir preguntas acerca de la investigación científica siempre mencionada para validar productos que están en el mercado.

Las dietas para “seniors” resultantes de todas estas consideraciones son bajas en proteínas, grasas y nutrientes para adaptarse al estilo de vida más sedentario. Los piensos para cachorros de razas grandes se introdujeron en el mercado para subsanar los problemas percibidos y reales resultantes de alimentar con piensos mas concentrados en nutrientes o “tradicionales” piensos para cachorros. La relación cantidad de pienso por peso corporal en los cachorros es mayor que en los adultos, y también es mayor la cantidad de proteínas asimiladas. Añadamos a esto el efecto de los piensos altos en proteínas para cachorros y nos daremos cuenta de potenciales problemas del esqueleto, de los huesos.
Altos niveles de proteínas pueden dar lugar a un forzado crecimiento del músculo, mas allá de la capacidad del esqueleto, forzando las articulaciones. Sospechamos una correlación entre altos niveles de proteínas en la dieta de crecimiento y el incremento de problemas como la displasia de cadera. De hecho, un veterinario y periodista científico alemán, ha sugerido que la prevalencia de displasia de cadera canina crece no por causas hereditarias sino por causas relacionadas con la dieta. (1)

La dieta natural surge como una “venganza” promovida sobre todo por las experiencias de un veterinario australiano. La filosofía en la que se apuntala su enfoque parece defectuosa. Por lo tanto a principios de este año tuve una larga conversación con Katie Merwick, autora, conductista y galardonada con el premio al “Héroe del año 2000” que otorga la Cruz Roja Americana. Katie ha dedicado más de 23 años de su vida al bienestar animal, entrenamiento y rehabilitación para animales domésticos y salvajes. Katie ha rehabilitado a muchos lobos salvajes que padecían de malnutrición.Ella argumenta que la consideración de  idílica de la alimentación natural de los perros salvajes y los lobos usada por los defensores de la dieta natural no es realmente cierta.  Dicho esto, también he hablado con mucha gente maravillosa a cuyos perros o gatos les va estupendamente con la dieta natural.

La confusión reina entre los propietarios de animales de compañía, que como es natural, están ansiosos de hacer lo mejor para sus mascotas. Los puntos mencionados en los párrafos anteriores  ilustran de varias formas como la confusión ha crecido y que es lo que debemos creer.
Mi propio enfoque es simple en términos de alimentación para animales – No Perjudicar!

Son tres los factores más importantes relacionados con la salud de las mascotas en términos de nutrición. Demasiada comida, no saludable o con ingredientes no óptimos, y formulaciones perjudiciales pueden marcar la diferencia entre salud, vitalidad y visitas frecuentes al veterinario.

Demasiada comida parece un argumento obvio, pero cuando lo sugiero a los propietarios de perros, a menudo se refieren al peso de su perro y sugieren que no tiene sobrepeso y tienen razón. Por otra parte, tener el peso correcto, no quiere decir necesariamente que los perros estén comiendo la correcta proporción o combinación de ingredientes. Un perro puede tener un peso ideal y ser diabético por tomar demasiado azúcar a lo largo del tiempo. Ingredientes no saludables o no óptimos pertenecen a esta categoría. Los azucares provienen de muchas fuentes en los alimentos y tienen muchos nombres diferentes. Las formulaciones perjudiciales y los aditivos son la primera causa de preocupación. El Instituto de Protección Animal de USA ha identificado mas de 8000 aditivos aceptados por la legislación y que pueden ser añadidos a los piensos y considerados seguros. Colorantes químicos, conservantes y aromatizantes son los culpables más evidentes.

En los Estados Unidos, la Organización Americana para el Control de la Alimentación Animal (AFFCO) tiene reglas muy estrictas en lo que se refiere al etiquetado de la comida para mascotas y refuerza estas normas con inspectores en cada estado. Insisten en la diferenciación de ingredientes como  derivados de aves y carne de ave, gluten de maíz y maíz integral, etc. Este enfoque tiene valor solamente si los propietarios de animales de compañía se toman su tiempo en leer, investigar y aprender las diferencias en términos de digestibilidad y valor nutricional. De momento estoy bastante impresionado por los propietarios de animales en los Estados Unidos en general, quienes han usado este punto de vista y continúan educándose ellos mismos en términos de nutrición y los beneficios de esta para el bienestar de sus animales.

Entonces, ¿qué es una Buena dieta? Los ingredientes deben ser de alta calidad, fácilmente digeribles y sin aditivos químicos. Y sobre todo – NO PERJUDICAR!

George Burns BA
Managing Director Land of Holistic Pets Ltd (UK)
Robbies y Luaths
GB

Compartir este contenido

PayPal